Investigación

Pequeñas acciones, grandes impactos

La tierra es un planeta rocoso del sistema solar que se formó hace 4.550 millones de años; su composición consta de un núcleo, el manto y por último se encuentra la corteza terrestre donde se ubican los continentes, las islas, el fondo de los océanos y mares, que cubren la tierra en un 70%; en este lugar se presentan fenómenos naturales que solo la ciencia, a través de la investigación ha logrado descifrar.

Entonces en un planeta con una superficie compuesta en su mayoría por agua, ¿Cómo las mareas podrían influir en la sismicidad?, una pregunta de un estudiante de pregrado que tendrá respuesta en la tesis doctoral de Gloria Moncayo, Licenciada en Física de la Universidad de Nariño, Maestra en Geofísica de Friedrich-Schiller Universitaet Jena de Alemania, quién gracias al apoyo de Colciencias próximamente será Doctora en Física de la Universidad de Antioquia.

Resolver el interrogante de uno de sus alumnos, despertó en ella y en Jorge Iván Zuluaga su asesor de tesis un gran interés, les permitió crear una herramienta interactiva denominada tQuakes que pusieron a disposición de la comunidad académica para continuar descubriendo ese mundo fascinante, nunca antes explorado en el país.

El objetivo de la investigación es conocer si las mareas terrestres u oceánicas, o ambas, pueden contribuir a la activación de la sismicidad en Colombia, extensivo a otras zonas de interés en Suramérica; hasta el momento han encontrado una zona muy especial en el país donde se presentan anomalías que les permiten hablar de una favorabilidad al desencadenamiento sísmico.

Jorge asegura que si logran determinar una posible relación de causa y efecto entre las mareas gravitacionales (un fenómeno astronómico) y los sismos, especialmente en el territorio colombiano, la información sobre el estado de estas podría brindar la capacidad de predecir incrementos en la frecuencia de los temblores; datos que indiscutiblemente minimizarían los impactos que un acontecimiento de este tipo podría generar.

Para este par de investigadores y el de su coasesor el profesor Gaspar Monsalve Mejía, el valor agregado de su proyecto es que se ha desarrollado en Colombia, al margen de grandes colaboraciones científicas; considerándolo como una investigación independiente de altísima calidad que  ayuda a mantener la ciencia libre de fenómenos sociales que no son buenos en la búsqueda de la verdad sobre la naturaleza.

Desde Colciencias, apoyamos a todos los investigadores que como Gloria y Jorge comprenden la realidad en que vivimos, y quienes a través de la ciencia trabajan arduamente en la generación de nuevo conocimiento para brindar alternativas de cambio, mejora y prevención. Siempre, al final del día se logran ver en la suma de pequeñas acciones grandes impactos.