Investigación

De joven a mujer investigadora

De Joven a Mujer Investigadora

Dicen que las pasiones más grandes y poderosas que llega a tener un ser humano, son aquellas que se descubren en la niñez, se desarrollan a partir del hacer y se fortalecen a través de esas experiencias directas que se tienen con aquello que inquieta en el transcurso de la juventud.

Cuando esto sucede, es bastante probable que estos anhelos se reflejen en la adultez a través de la profesión, la forma de ver la vida, la manera en que se toman decisiones, básicamente se hacen evidentes en cada paso que se da para avanzar por el camino que se está construyendo.

María Alejandra Tejada, hoy candidata a doctorado en Gobernanza del conocimiento y la innovación, en el Departamento de Ciencia, Tecnología y Estudios Políticos de la Twente University, Países Bajos, tuvo un acercamiento con la ciencia cuando fue niña, es su adolescencia fortaleció sus bases como joven investigadora de Colciencias y desde entonces no ha parado de investigar.

¿Qué te despertó ese deseo de hacer parte del mundo de la investigación y la ciencia?

Cuando tuve la oportunidad de conocer la misión del Instituto Pensar, sobre aportar a las necesidades sociales y económicas del país encontré la motivación más grande, allí comprendí que una investigación pertinente es aquella que pueda responder y resolver las problemáticas de nuestra sociedad.  Así mismo tuve un gran maestro, Guillermo Hoyos, quien me introdujo en los temas de ciencia, tecnología y sociedad desde la época del semillero de jóvenes investigadores.

¿Qué hiciste cómo joven investigadora?

Fui beneficiaria de la Beca – Jóvenes Investigadores e innovadores Colciencias “Modalidad Empresarial del año 2004”. La propuesta se realizó en conjunto con el grupo de investigación CINNCO (conocimiento, innovación y competitividad) del Departamento de Administración FCEA de la Pontificia Universidad Javeriana, el grupo Filosofía y Moral del Instituto Pensar, y Artesanías de Colombia,  enfocándonos en el desarrollo de proyectos productivos con artesanos.

Gracias a la participación del semillero y al programa de Jóvenes investigadores fui nombrada profesora en el Departamento de Administración de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Javeriana donde comencé a vincularme como docente de gestión de proyectos.

¿Cuál es la importancia de investigar?

La importancia es demasiada. Investigar es el único método científico que permite profundizar de manera rigurosa en el análisis de problemáticas específicas para generar nuevas maneras de comprender y resolver los dilemas de la sociedad. Investigar no es fácil e implica un reto adicional que es la transferencia de conocimiento.

¿Cuáles han sido tus mejores investigaciones y por qué?

No sabría definir cuáles son las mejores investigaciones, he disfrutado mucho el trabajo de campo con comunidades vulnerables en la tesis y prácticas de pregrado, así como la experiencia en el grupo de Filosofía Moral y Política en la línea de ciencia, tecnología y sociedad.  Sin embargo, hay un artículo muy citado en el ranking de revistas científicas en Latinoamérica mediante el índice h: estudio de caso Colombia, allí hacemos una propuesta para la política de Publindex en donde buscamos que tenga una mirada desde el acceso abierto usando google schoolar. 

Tienes varias publicaciones sobre ciencia, tecnología, innovación y periodismo ¿Cuál es la relación que hay entre ellos?

En el año 2006 tuve la oportunidad de trabajar en revista Dinero como investigadora económica. Fue una experiencia maravillosa gracias al conocimiento adquirido en el semillero de jóvenes investigadores. Viví en la práctica el proceso de investigar en acción.

Mis publicaciones así como mi tesis doctoral están enfocadas en los dilemas y las tensiones de las publicaciones científicas. Desde esta línea uno de los temas relacionados con la divulgación del conocimiento está centrado en ampliar el espectro de divulgación con diferentes actores de la sociedad en búsqueda de diferentes formas de impacto de las investigaciones.

¿Crees que por ser mujer tu rol en el mundo científico es diferente? ¿Por qué?

El rol de la mujer en el mundo científico debe ser tan equitativo como el del hombre. Está es una brecha que aún estamos lejos de alcanzar. En el último libro del OCyT, los indicadores muestran que seguimos teniendo una brecha muy alta: 63% son hombres y 33% mujeres. En Holanda tuve la oportunidad de participar en la junta directiva del Female Faculty, una organización encargada del desarrollo de la carrera académica e investigativa de las mujeres donde el trabajo principal es apoyar el desarrollo científico/académico de las mujeres en temas como las relaciones de poder, la construcción de redes de apoyo académico y la búsqueda de financiación.  Sería interesante generar espacios como estos en Colombia.

¿Por qué hacer un doctorado en Gobernanza del conocimiento e innovación?

La Gobernanza es la capacidad de los diferentes actores de incidir dentro de un sistema, donde se generan espacios de coordinación entre los diferentes niveles; a nivel macro de política, meso institucional y micro en el día a día.

Realizar un doctorado en este tema me ha permitido desarrollar la capacidad de tener una mirada más amplia de las dinámicas generadas en los sistemas de conocimiento e innovación, así como  la capacidad de comprender  las  diferentes formas de actuar de cada uno de los actores ante las demandas de un sistema que cada vez tiene mayor complejidad e intereses.

Desde tu experiencia profesional y académica ¿Qué oportunidades ves a nivel científico e investigativo en Colombia?

Hay un terreno muy grande por desarrollar en términos de la pertinencia de la investigación para analizar y apoyar la resolución de problemas socio económicos contextuales. Los modos de producción del conocimiento siguen en transición en nuestro país, cerrar la brecha entre las diferentes formas de producción y divulgación de conocimiento entre los diferentes actores así como las desigualdades en el acceso al conocimiento.